El Linares Deportivo hace valer su condición de líder y se impone con justicia al Juvenil D.

A falta de dos jornadas para el final del campeonato, el Linares Deportivo se impuso al Juvenil D en la antepenúltima jornada del campeonato y mantiene el pulso con el Real Jaén CF para alzarse con el título del Grupo 2 de Tercera Andaluza.

Los azulillos, en esta ocasión vestidos de rojo, lo tenían claro. Si no querían complicarse la vida, debían afrontar el partido como una auténtica final. Y eso hicieron.
Si algo caracteriza al Juvenil D es su entrega y su capacidad de trabajo. Los morados pusieron sobre el césped de Las Fuentezuelas todo lo que tienen. Lo que ocurre es que a veces, dándolo todo no da para alcanzar el objetivo.

EL partido se convirtió en un cara a cara desde el principio. Una lucha de tu a tú. Los linarenses, más fuertes físicamente, tenían enfrente a aún equipo preparado para trabajar hasta el final. Eso es algo que caracteriza a los morados. Regalar, no se regala. Es el lema de los nuestros. La entrega no se negocia.
Y cómo por juego el líder no se imponía, la balanza la decantó el balón parado. Falta lateral y remate de cabeza de Álvarez. Minuto 16 y ventaja visitante. Tampoco hicieron mucho más los linarenses para ponerse por delante en el marcador, que aprovecharon, al filo del descanso, un error arbitral para aumentar la ventaja.
Falta clara sobre Julio en el centro del campo que el Sr. Bermejo Novez escamoteó a los locales y gol a la contra de
Vázquez en el tiempo añadido del primer acto.

Lo del árbitro, reconociendo la superioridad visitante, es difícil de explicar.
Equivocarse es normal, hacerlo sin ayuda en las líneas más aun, pero no acertar ninguna decisión durante noventa minutos no se puede explicar. Eso es de premio. Arbitrar es muy complicado, de eso no cabe ninguna duda, pero a veces, hacerlo peor, incluso a propósito, no se puede superar. Y eso es duro para quien lo sufre. Descentra a los jugadores y pone de los nervios al público. Menos mal que la paciencia de futbolistas y seguidores es infinita. Lo de Bermejo Novez es para ponerlo en las escuelas de árbitros. Si quieres ser colegiado, lo que hizo el trencilla es lo que nunca se debe hacer. Y así, se llegó al descanso.

La segunda parte no arrancó mucho mejor para los jiennenses que, a los diez, minutos, encajaron el tercer gol, tras una buena maniobra de Gilabert dentro del área. Después, los linarenses pudieron sentenciar. Durante un cuarto de hora tuvieron el partido a su merced. Pero no estuvieron finos en la definición y eso propició que los morados, siempre metidos en el partido, lo aprovecharan. David, a falta de diez minutos para la conclusión, con su gol, dio esperanza a los locales que, al filo del tiempo reglamentario, pudieron poner en un aprieto serio a los linarenses si Álvaro López, solo ante Garrido, hubiese acertado con la portería visitante. No fue así y el partido terminó con una clara victoria visitante que deja a los azulillos en una inmejorable posición para luchar por el título y a los morados con opciones para luchar por acabar cuartos en la tabla.

El próximo jueves, a las 18:00 horas, el Juvenil D afrontará el penúltimo partido del campeonato en Guarromán con la ausencia de a Antonio Castillo, sancionado por acumulación de tarjetas amarillas.

Titulares: Jesús, David, Manu, Higueras, J. Castillo, Sixto, Julio, A. Castillo, José Martínez, Luis y Álvaro López.

También jugaron: Juan Real, Javier Moreno y Alberto Moya.